Etiquetado Claro Ya! Ley de etiquetado frontal de advertencia

etiquetado claro ya

Quizás alguna vez miraste en las etiquetas de los alimentos o bebidas la letra chica que te indica los valores nutricionales. Pero probablemente no sea de tus lecturas frecuentes… o, tal vez, tengas algunas dudas sobre el significado de esos valores.

La realidad es que las tablas de composición nutricional no son tan fáciles de comprender y según advierten desde el Ministerio de Salud, “no cumplen la función de informar a la población sobre los componentes principales de un alimento para que puedan realizar una selección más saludable”

Es por eso, que en el senado está avanzando un proyecto de ley que permitirá garantizar el derecho a la información de los consumidores, para que podamos tomar decisiones libres y concientes, que nos permitan elegir un estilo de vida más saludable.

¿Qué propone la ley?

  • Colocar sellos de advertencia en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.
  • En el caso de contener edulcorantes, además del sello frontal, se deberá indicar: “CONTIENE EDULCORANTES, NO RECOMENDABLE EN NIÑOS/AS”
  • En el caso de contener cafeína, el envase deberá advertir: “CONTIENE CAFEÍNA. EVITAR EN NIÑOS/AS”.
  • El proyecto prohíbe que los alimentos y bebidas que contengan algún sello de advertencia incorporen información nutricional complementaria como logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; personajes infantiles, animaciones, celebridades, etc.
  • Los productos que tengan sellos de advertencia no podrán ser entregados en programas de asistencia alimentaria a sectores vulnerables de la comunidad así como tampoco podrán circular en entornos escolares.
  • El sistema de etiquetado frontal debe ser apoyado con un plan de educación y publicidad, que le permita a adultos y niños tener las bases necesarias para lograr una mejor nutrición en la población, y así prevenir no sólo el sobrepeso y la obesidad sino las enfermedades no transmisibles relacionadas directamente con ellas, como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, enfermedades cerebro-vasculares, cáncer, entre otras.
etiquetado claro ya sanar argentina

Del otro lado…

La industria de alimentos, que teme por el futuro de muchos de sus productos, salió al ataque, argumentando que con esta ley se busca “demonizar alimentos”, y que no hay evidencia científica que respalde este proyecto. Sin embargo, La Organización Panamericana de la Salud (OPS) impulsa este sistema para toda la región y estas medidas ya están dando resultados en otros países como Chile, México, Uruguay y Perú.

Qué podemos hacer?

Ahora que ya sabés un poco de que se trata todo esto, te invitamos a sumarte a la campaña que está realizando Sanar, una red de profesionales de la salud y colaboradores de otras áreas que tienen un objetivo en común: el derecho a la alimentación real, inocua y soberana. Desde sus redes llaman a la difusión del tema y aseguran que esta ley:

“Es una forma de evitar que la industria de alimentos engañe a las familias con mensajes confusos, y permite que los paquetes te adviertan lo que estas por consumir. No es en contra de nadie, sino a favor de un consumo informado.”

Mirá este ejemplo que armó el equipo de Sanar que es SÚPER claro!

ley de etiquetado frontal de advertencia sanar argentina

Las barritas que hay en el mercado tienen grasas saturadas por agregados de otros ingredientes como coberturas sabor yogurt, chocolate, manteca de cacao, etc

Colaciones ultraprocesadas: Son productos comestibles elaborados a base de cereales procesados. Generalmente son snacks relacionados con términos como light, saludables, etc. Muchas personas que eligen un estilo de vida sano o están en proceso de adelgazar las consumen por considerarlas un alimento saludable. Pero, lo cierto es que son engañosas ya que ocultan una cantidad importante de nutrientes críticos.

El truco: Suele destacarse en el envase la cantidad de calorías como si eso sólo fuese determinante para una alimentación saludable.

En los paquetes muestran imágenes de frutos secos, frutas frescas, semillas y cereales, que se asocian inmediatamente a la idea de “producto natural”. Sin embargo, en la información nutricional vemos que más del 60% de su composición son azúcares que se ingieren sin conciencia bajo el nombre de sus variantes: jarabe de glucosa, jarabe de maíz de alta fructuosa, miel, polidextrosa, maltodextrina, etc.

Imágenes: Sanar Argentina. Sociedad Argentina de Nutrición y Alimentos Reales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *